[Spanish] Hay más cárceles para menos jóvenes presos

by Araceli Martínez Ortega
Feb 12, 2012

 

SACRAMENTO, California

.— Pese a que los crímenes juveniles han ido en constante descenso, y por consecuencia el número de jóvenes encarcelados ha caído dramáticamente en el estado, los condados han invertido en los últimos 15 años, casi 500 millones de dólares para ampliar sus instalaciones carcelarias.

Un reporte del Centro de Justicia Criminal Juvenil (CJCJ) con sede en San Francisco indica que de los 455,779,103 dólares de subsidios federales y estatales dados a los condados, 96% ha sido para construir instalaciones juveniles presidiarias de máxima seguridad en 41 jurisdicciones.

El Condado de Los Ángeles ha destinado 49,465,625 dólares principalmente para agregar 240 camas de doble ocupación en Los Padrinos Juvenile Hall, en Downey, y 240 más en la Central Juvenile Hall, en Los Ángeles.

Brian Heller de León del CJCJ explicó que el número de arrestos de jóvenes está a su nivel más bajo de todos los tiempos, con 52,000 en 2010.

De manera simultánea, California ha reducido su población presidiaria tanto a nivel estatal como local. La División de Justicia Juvenil que contiene a las prisiones estatales para los jóvenes en California disminuyó su población de 10,000 en 1996 a menos de 1,100 en la actualidad. Esto debido en parte a que una nueva ley solo permite al estado encarcelar a los muchachos que han cometido delitos serios, y aquellos que realizan crímenes menores se quedan en las cárceles juveniles de los condados.

Incluso así, los condados disminuyeron de 20,122 presos jóvenes en 1996 a 13,421 en 2007.

Pero pese al descenso en el número de presos juveniles, los condados aumentaron su capacidad en más de 2,500 camas. "Ha habido mucha presión de los guardias de las prisiones y los fiscales para construir más instalaciones presidiarias", comentó Heller al respecto.

Consideró como inmoral que mientras un reo en las prisiones estatales juveniles le cuesta al estado hasta 180,000 dólares al año, y entre 30,000 y 50,000 dólares en las instalaciones carcelarias de los condados, por cada niño del kinder al grado 12 se inviertan 7,500 dólares al año.

El lado positivo de la ampliación de las instalaciones juveniles de los condados es que permitirá que éstos estén mejor preparados para manejar el plan de reajuste de las prisiones del gobernador Jerry Brown. Algo que dudan los fiscales y opositores al traspaso de los reos.

El plan de Brown consiste en el cierre de la División de Justicia Juvenil por lo que todos los presos juveniles, incluyendo los más peligrosos serán resguardados en las instalaciones correccionales de los condados a partir de enero de 2013. De ocho prisiones juveniles, hoy en día sólo quedan tres prisiones juveniles estatales.

Rhina Ramos, directora de programas del Centro de Derechos Humanos Ella Baker con sede en Oakland dijo que la inversión en los condados es producto de que por muchos años estos se han ido preparando para el plan de traspaso de los reos de las prisiones estatales a las instalaciones correccionales de los condados. "Entre más cerca estén los presos de sus comunidades y familias y los condados los apoyen con programas innovadores, tienen la ventaja de no reincidir", consideró.

"La población ha bajado porque nuestra campaña 'Libros no Rejas' ha estado presionando por años porque la penalización no es la solución para los jóvenes", agregó.

Asimismo durante más de 25 años, el Centro de Justicia Criminal Juvenil solicitó el cierre de las prisiones estatales juveniles ya que consideran que los sistemas de los condados proveen mejores tratamientos mentales, de reintegración a la comunidad, y tienen mejores resultados para prepararlos para el mercado laboral.

Los condados que más han invertido en instalaciones correccionales para los jóvenes son: San Mateo con 21,105,000 dólares; Fresno con 24,120,000 dólares, San Bernardino, 27,187,727 dólares; Alameda, 33,113,670 dólares; San Diego, 39,198,000 dólares; Ventura, 40,500,000 dólares; y Los Angeles, con la mayor suma de 49,465,625 dólares.

El estudio concluye que las instalaciones locales de seguridad en los condados sobrepasan a las instalaciones correccionales del estado en diseño arquitectónico e integridad estructural, y sobre todo tienen ya la capacidad para la custodia de los jóvenes ofensores más violentos.

Con el traspaso de los reos juveniles a los condados y de los presos adultos con crímenes no serios, el gobernador busca ahorrarse 11.2 millones de dólares en el presupuesto 2012-13.

Category:

News Coverage: